viernes, 23 de julio de 2010

Medellín

Inspirado en Medellín a solas contigo de Gonzalo Arango

Al final no fue tu culpa Medellín, tú sólo traías la costumbre aprendida de los que pueblan la tierra. La humanidad nos hace delincuentes. No has sido más que una mujer selectiva con tus amantes, y nosotros, los proscritos, los pretenciosos poetas, deseamos ser elegidos por tu piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario