domingo, 15 de julio de 2012

Eureka


Jamás intenté escribirte un poema
porque todo verso 
te quedaba corto
como tu cabello

Ahora, habrá que intentar describir tus labios
como quimeras
como sueños
porque sí, todo intento de verso te queda corto

En este instante
sé que este poema será mi peor errata
porque seguramente su lectura se quedará inmóvil

Yo intentaré, no obstante, hacerte justicia
con alguna línea,
porque tus pestañas 
me obligan a quedarme
a decirte a solas
esa palabra

Yo intento con esto
convencerme de que eres efímera, 
de que solo eres Aquella
la que me queda lejos,
la que deseo,
la no mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario