viernes, 19 de junio de 2009

Sólo sé que mientes


Hoy redacto una carta desesperada para que no la mires

para que la guardes, para que no la tires

para no contarte lo que mi garganta no supo digerir



Mientes, mientes, mientes, sólo sé que mientes

perdí tu voz hace mucho tiempo,

y sin más ánimo me he rendido ya,

no voy a buscarla...



Despréndete de mí, y corta de tajo esto que me mata

No vuelvas ha digerir mi tiempo, mis caricias,

mis miradas, mis abrazos, mis palabras



Sólo déjame irme, no me sujetes más porque no puedo

porque repudio el cinismo de tus besos

porque muchos labios has besado entre los míos

y no lo quiero, no lo soporto



Ve con ella, con él, ve con quien sea

pero a mí...

Permite que mi pecho respire, que mi corazón lata

que mi cabeza piense...



Permite que deje de decir amor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario