viernes, 19 de febrero de 2010

El humano, un animal sin memoria


Torre de babel: El humano, un animal sin memoria
Escrito por Patricia Romero Ramírez*
Sábado, 15 de Agosto de 2009 00:00

Alguna vez leí de Jesús Silva Herzog un texto que decía: “el hombre es terco en el error, asombrosa y desesperadamente terco. La experiencia sólo con sangre le entra, con la propia sangre y el propio dolor. Y a veces –lo estamos viendo ahora– ni con sangre”, y después de conocer el resultado de las elecciones pasadas saltó inmediatamente a mi memoria.
Me cuestioné en ese instante muchas cosas, entre ellas el porqué de un México desmemoriado, que de nueva cuenta ha confiado en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Las autoridades intentan borrar de la memoria del pueblo, las acciones funestas cometidas por su mano: represión de movimientos sociales, persecución de líderes políticos, entre otros crímenes, utilizados como instrumentos para evitar la protesta.
Desafortunadamente seguimos comiéndonos el discurso de los políticos, las “ideas fantásticas” que se empeñan en vendernos y nosotros, en el sueño utópico de un país mejor, lo seguimos comprando.
Escuché en la radio que la represión sufrida por el Movimiento Magisterial de Bases (MMB) fue de gran peso contra la fuerza política en el poder que actualmente representa el Partido Acción Nacional (PAN), pero de qué sirvió, si han dejado el poder en manos de un similar: lo mismo en colores diferentes. ¿Dónde está el cambio? Y no es el hecho de que quepa en mí una tendencia izquierdista, lo que me hace criticar a estos partidos, sino el recordar la situación del país siempre en manos de partidos de derecha.
Si analizamos la condiciones en las que nos encontramos, la crisis que nos apremia, el desempleo, la pobreza, la vida miserable que la gran mayoría de los ciudadanos enfrentamos, ¿por qué entonces nuevamente hacemos el típico “borrón y cuenta nueva”? ¿Cuándo nuestra memoria retomará la lucidez que tanto atesoramos y recordaremos todo el daño que los políticos se dedican a realizar durante sus mandatos? No basta con un grupo de gente que se empeñe en lograr un cambio, somos una sociedad, un colectivo, la decisión de uno afecta enteramente al grupo, ¿queremos un bien común? Démosle un lugar a la memoria.

*Estudiante de Letras de la Facultad de Humanidades de la UAEM.
http://www.lajornadamorelos.com/opinion/articulos/78257?task=view

No hay comentarios:

Publicar un comentario